Rusia responde a la ocupación de su legación diplomática en EEUU

MOSCÚ (Sputnik) — El Ministerio ruso de Exteriores calificó como un acto hostil la ocupación del Consulado General de Rusia en San Francisco y de la oficina de representación comercial rusa en Washington.

“Evaluamos lo ocurrido como un acto abiertamente hostil de Washington y una burda violación del derecho internacional, incluidas las Convenciones de Viena sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares y la convención consular bilateral”, consta en una declaración emitida por la Cancillería.

El documento llama a las autoridades estadounidenses a “retractarse y devolver con carácter inmediato los inmuebles diplomáticos de Rusia”.

“De lo contrario, EEUU cargará con la responsabilidad por la continua degradación de las relaciones entre nuestros países, de las que dependen en grado considerable la estabilidad global y la seguridad internacional”, advierte el Ministerio de Exteriores ruso.

El Departamento de Estado de EEUU pidió a Rusia desalojar su Consulado General en San Francisco (oeste) y dos oficinas diplomáticas más, una  en Nueva York y la otra en Washington, poniendo como fecha límite el 2 de septiembre.

Al día siguiente las autoridades norteamericanas demandaron que los funcionarios del consulado y sus familiares, incluidos menores y bebés, abandonaran sus hogares en un plazo de hasta 12 horas, según la Cancillería rusa.

El Ministerio ruso de Exteriores comunicó también que los servicios especiales estadounidenses planeaban registrar el consulado de San Francisco y los apartamentos de los funcionarios de la misión diplomática rusa que vivían en este edificio y gozan de inmunidad.

Pixabay

La Cancillería rusa presentó una nota de protesta al ministro consejero de la embajada estadounidense en Moscú, Anthony Godfre, por los pasos de Washington que Moscú tacha de ilegales.

A finales de julio, el Ministerio ruso de Exteriores propuso al Gobierno estadounidense recortar a 455 personas la plantilla de sus legaciones diplomáticas y consulares en el país para el 1 de septiembre.

El presidente ruso, Vladímir Putin, confirmó ese mismo mes que la decisión de limitar a 455 personas la plantilla de la embajada y los consulados de EEUU en Rusia —número idéntico al de los empleados de las legaciones rusas en territorio estadounidense— significa para Washington la necesidad de despedir a 755 personas.

Moscú, que se abstuvo de responder en diciembre pasado a la expulsión de 35 diplomáticos rusos de EEUU, impuso la restricción en represalia a un nuevo paquete de sanciones contra Rusia aprobado por el Congreso de EEUU.