Venezuela buscará mejores relaciones y más apoyo de China y de Rusia

CARACAS (Sputnik) — Venezuela acudirá a mejores relaciones y más apoyo tanto de China como de Rusia para sobrellevar la crisis que enfrenta, dijo el canciller de ese país sudamericano Jorge Arreaza, luego de que Estados Unidos anunciara un paquete de sanciones contra la nación caribeña.


“Siempre vamos a buscar tener mejores relaciones, mayor apoyo de China, Rusia y otros países del mundo para que nos ayuden, para que ayuden al pueblo de Venezuela, así como también nosotros ayudamos a los demás países”, dijo el jefe de la diplomacia venezolana en la sede de la ONU luego de reunirse con el secretario general de ese organismo, Antonio Guterres. 

El Gobierno de Nicolás Maduro no permitirá que las sanciones económicas impuestas por EEUU provoquen una crisis humanitaria en Venezuela, dijo a periodistas el canciller venezolano Jorge Arreaza en la sede de la ONU en Nueva York.

“Estados Unidos no provocará una crisis humanitaria en Venezuela, no se lo permitiremos”, dijo Arreaza.

El canciller indicó que “la primera vía que tenemos que agotar con Estados Unidos y con cualquier país que tenga algún tipo de problema con Venezuela, es el diálogo (…) ojalá el presidente Trump y su Gobierno comprendan que este es el mundo del diálogo, no el mundo de las guerras”.

Venezuela Flag
Image Source: Nicolas Raymond, Flickr, Creative Commons

El funcionario añadió que todavía se están evaluando medidas concretas para responder las sanciones que emitió Washington este viernes.

“Estamos estudiando, tomaremos todas las medidas que estén a nuestro alcance en todos los ámbitos para defender al pueblo de Venezuela y evitar que cualquiera de estas decisiones tenga efecto en las familias venezolanas, tenga efectos en la salud de los venezolanos, en el bienestar de los venezolanos”, sostuvo.

El Gobierno de EEUU prohibió las transacciones y acuerdos financieros con el Gobierno de Venezuela y con la corporación petrolera estatal venezolana PDVSA dirigidas a la administración de Maduro, a la que Washington califica de “dictadura”, tras la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente.

El canciller venezolano aseguró que la Constituyente es legal y fue elegida por el 41,53% de los inscritos en el padrón electoral.