Más de 3 millones de personas de más de los que están realmente vivos figuran registradas para votar en EEUU.

La injerencia en las elecciones de EEUU podría venir… de EEUU

(Sputnik) Según un estudio del censo de Estados Unidos, el país tiene más votantes registrados que votantes… vivos.

Los datos del estudio, que forman parte del proyecto estadounidense ‘Election Integrity Project‘, analizan la información electoral de la que se dispone desde 2011 hasta 2015, y ha sido el conocido analista estadounidense Deroy Murdock quien ha cotejado esos datos en National Review.

“Unos tres millones y medio de personas de más de los que están realmente vivos figuran registradas para votar en EEUU. Esta alarmante diferencia se lo pone muy fácil al fraude electoral”, dice Murdock.

El analista advierte de que el total de votantes con derecho a voto en 462 condados estadounidenses es superior al 100% de la población, lo que se traduce en 3.552 millones de votantes ‘fantasma’ a nivel de todo el país.

Según los datos, 11 condados de California tienen fantasmas entre sus votantes. En el condado de Los Ángeles, el más grande de EEUU, la cosa no pinta mejor: 707.475 votantes pueden votar pero no están vivos; el 12% de los votantes registrados.

El condado californiano de San Diego gana por goleada y el pucherazo es mayúsculo: 810.966 votos que nadie sabe de dónde salen. En Colorado, 159.373 votos sobran y en Michigan, 225.235.

https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=57118469

Ballot 2017 Dutch general elections – By 1Veertje – Own work, CC BY-SA 3.0, Wikimedia Commons

Por ejemplo, el investigador afirma que durante las elecciones, ambos candidatos —Hillary Clinton y Donald Trump— consiguieron victorias en ciertos estados con una ventaja menor que la cantidad de los electores ‘fantasma’ registrados.

Murdock espera que sus datos animen a los miembros del partido Demócrata a participar en el esfuerzo de los legisladores para ‘limpiar’ los registros de los votantes en EEUU.

En caso contrario, “será más fácil cometer fraude electoral”, tal y como lo advierte el republicano Kris Kobach, el secretario del Estado de Kansas (alto funcionario responsable del proceso electoral y la calidad de varios registros, entre otras tareas) y conocido luchador contra los las irregularidades electorales.

“Consideren el fraude electoral una trampa de los Republicanos o una táctica de los Demócratas. Todos [los estadounidenses] deberíamos coincidir en que ya es la hora de expulsar a los votantes ‘fantasma’ de las listas electorales”, concluye el analista.